viernes, 23 de noviembre de 2012

IR MÁS ALLÁ DEL ENRIQUECIMIENTO CURRICULAR EN LA ALTA CAPACIDAD

"Nos encontramos en una época de vertiginosos cambios sociales, a veces con difícil asunción y adaptación a los mismos. El ciudadano debe flexibilizar sus esquemas a todos los niveles, desde lo cognitivo hasta lo emocional. Esta exigencia de moldeabilidad tiene unos límites; es preciso entender que más allá de estos límites, el ser humano debe conservar su esencia y tratar de mantener la racionalidad."

Este es el comienzo de la introducción del artículo "PROGRAMAS DE ENRIQUECIMIENTO: MÁS ALLÁ DEL DESARROLLO INTELECTUAL. LA EXPERIENCIA DE ASAC-GALICIA" publicado desde la Universidad de Santiago de Compostela (Carmen Pomar Rojo, Olga Díaz Fernández y Mirian Fernández Barreiros)

"[...]No concebimos la educación como una mera instrucción, no abogamos por una perspectiva individualista y aislacionista, no entendemos la educación como el mero enriquecimiento de la dimensión intelectual del hombre, sino que, como Hernández (2000, 2002, 2005), adoptamos un modelo de naturaleza socioafectiva."

Efectivamente, cuando hablamos de educación, parece existir la tendencia a pensar en contextos escolares formales. Se nos suele escapar ese concepto por completo si no tomamos consciencia real de que "educar" requiere de intencionalidad por parte de un educador y de un educando, es decir, del interés por conseguir  fomentar la motivación por el aprendizaje de otro sujeto como tarea fundamental, que va más allá de la mera exposición de contenidos académicos (el educador), así como del papel activo y consciente en su propia capacidad de aprendizaje de la persona que está recibiendo información, considerando que ésta puede ser tanto recibida como buscada desde diversas fuentes (el educando).

Si nos centramos en esta última cuestión de manera especial, entonces podremos llegar fácilmente a la conclusión de que no solo es importante lo que se dice, sino también el cómo se dice. Cuando un educador transmite tedio y aburrimiento, no es capaz de sentir pasión por aquello que hace, lo que menos importa son los contenidos. Y esa segunda parte, la más emocional del contexto, no pasa desapercibida para el educando... de manera similar a cuando una persona nos dice que nos quiere, pero ni nos mira a la cara y su tono de voz denota hastío. Nos va a costar creer en sus palabras.

Los seres humanos necesitamos sentir autoconfianza. Pero para llegar a este punto, ha de haberse pasado por todo un proceso evolutivo experiencial y de desarrollo que nos haya fomentado y alentado esta sensación. No basta con ser capaz de conseguir un objetivo, hay que creer en ello y además sentir que ha sido apoyado por nuestras redes sociales cercanas de manera especial. Recordemos que existe vida más allá de la escuela, por eso quisiera recordar que cuando hablamos de "educadores", no nos podemos estar refiriendo solamente al personal docente.... la educación forma parte de la vida, nos rodea y no podemos escapar de ella (ni debemos).

Quisiera finalizar con otro fragmento de el artículo anteriormente mencionado, donde se exponen los resultados obtenidos con posterioridad a un trabajo realizado con adolescentes de altas capacidades:


"Los resultados los exponemos a continuación:
- A la mayoría de los miembros de este grupo les costaba hacer amigos fuera de la Asociación
- En sus contextos de desarrollo social (sobre todo en el escolar) advertían que sus compañeros no confiaban en ellos
- Mostraban actitudes desconfiadas en sus interacciones sociales e incluso se mostraban reacios a conocer a nuevas personas y a mostrar afecto a aquéllas que ya conocían.
- En sus interacciones sociales en el marco de la Asociación se ponían de manifiesto sus sentimientos de inseguridad respecto a su autovalía personal y la carencia de recursos para entablar relaciones de amistad con sus pares de edad cronológica.
- Creían que, injustificadamente, se les exigía más, a nivel familiar y social, por su condición de sobredotación intelectual.
- Se sentían desplazados (en algunos casos incluso excluídos) socialmente y vapuleados por los estereotipos concernientes a características asociadas con la sobredotación intelectual (arrogancia, aires de superioridad, excentricidad,…etc.)

Teniendo en cuenta estos resultados, se programaron un total de 4 actividades que se llevarían a cabo, simultaneándolas, con el diseño de la página WEB. Los objetivos que se plantearon fueron los siguientes:
propiciar que los miembros de este grupo lleguen a un mayor conocimiento entre ellos
establecer un contexto ambiental óptimo para que formen lazos de unión
generar conciencia de grupo
fomentar la cohesión entre los miembros del grupo
* mejorar el déficit de habilidades sociales para relacionarse con las personas de su misma edad, que presentan estos adolescentes
* elevar su autoestima"

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Si te gusta... COMPARTE